"LOS NIÑOS SON MAESTROS QUE HACEN QUE TODO PAREZCA MÁS FÁCIL"

, Viernes 15 de Febrero de 2019

Comprometido no solo con los niños enfermos de cáncer, sino con las familias que caminan a su lado, un buen día, Paco Arango lo dejó todo y decidió que, a partir de ese momento, su misión en la vida sería hacer un poco más felices a los demás. Desde el 2005 preside Aladina, una Fundación que busca dibujar sonrisas en cuerpos menudos y generosos convertidos en auténticos maestros de la vida. 

Paco Arango_Fundación Aladina_Farmacia I+

Cantante, creador de series de televisión, cineasta… y desde 2005 fundador de la Fundación Aladina. ¿Cómo surgió la idea? 

En 2011 comencé a ir como voluntario al Hospital Niño Jesús a ver a niños con cáncer. Lo que empezó como una actividad que hacía un día a la semana, se convirtió en el motor de mi vida. Lo dejé todo para dedicarme a cuidar a estos niños y a sus familias y al cabo de unos años decidí crear mi propia fundación: Aladina, en el año 2005.

¿En qué momento sintió que era necesaria una Fundación de estas características para ayudar a los niños con cáncer?

Me di cuenta, entre otras cosas, de que los adolescentes oncológicos estaban “en tierra de nadie”; no son niños pequeños, pero tampoco son adultos y es importante que mientras están ingresados puedan disfrutar de las cosas de su edad. Además, cuando eres adolescente y tienes cáncer, necesitas un amigo que te comprenda y esté contigo en lo momentos difíciles. Ése es uno de los motivos que me llevó a centrarme mucho en los adolescentes oncológicos, creando salas de ocio específicas para ellos dentro de las unidades de oncología. 

Además, me di cuenta de que lamentablemente, había y hay todavía, muchas cosas por hacer en la Oncología pediátrica. Hay muchos fuegos que apagar.

¿Cuáles son las principales parcelas en las que trabajáis desde la Fundación?

En Aladina trabajamos el “apoyo integral”; lo que quiere decir que cubrimos casi todos los aspectos de la enfermedad, y no solo del niño enfermo, sino también de los hermanos y de sus padres. Les proporcionamos apoyo emocional, psicológico y material. Estamos a su lado en todo momento. 

¿Recibe la Fundación algún tipo de ayuda procedente de la Administración Pública?

No…somos una fundación 100% privada así que necesitamos la ayuda y generosidad de los socios y de empresas amigas que quieran ayudarnos a combatir al cáncer infantil. 

Cada año se diagnostica cerca de 1400 nuevos casos de niños con cáncer en España de 0 a 18 años y, a pesar de ser una enfermedad rara, el cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad hasta los 14 años. ¿En qué punto se encuentra en este momento en España las investigaciones al respecto? ¿Se hacen las cosas bien en nuestro país? ¿Hay suficientes recursos?

La estadística mundial es que el 80% de los niños con cáncer se curan; sin embargo debemos fijarnos en el 20% que no consigue superar la enfermedad. Ese 20% es una cifra muy elevada… En España se hacen las cosas muy bien, estamos a la altura de cualquier país sofisticado y con medios. Siempre hacen falta más fondos para que la investigación dé más frutos, y espero que nos pongan en el paro pronto. Fundación Aladina acaba de involucrarse en un proyecto de investigación muy importante con la Fundación Cris contra el Cáncer que se merece todo el apoyo por su magnifica labor.

Logo Fundación Aladina_Farmacia I+

¿Cómo afronta una familia un diagnóstico de cáncer en un niño?

Mal. Es, quizás, el peor día. Yo llevo a cabo “un tratamiento” de shock para ese momento. Les digo lo siguiente a los padres: “De todo lo que vais a vivir, este va a ser el peor día, la peor semana. Me preocupáis mucho más vosotros que vuestro hijo/hija, porque ellos saben ser felices incluso ante esto. El cáncer tiene demasiadas connotaciones horribles, es una enfermedad más y tiene un porcentaje de curación alto.” Como no me creen, les pongo en contacto con otros padres que llevan más tiempo ingresados y que oyeron lo mismo de mí meses atrás; hablan entre ellos y suelen decirles: “Paco nos dijo lo mismo, pensábamos que era simplemente un consuelo, pero tenía razón. Ése que está riéndose a carcajadas es nuestro hijo, lo lleva bien, y nosotros ya estamos serenos y optimistas.

¿Afrontan los niños una enfermedad como el cáncer de manera especial a como lo hacen los adultos?

Para nada. Lo afrontan con la sabiduría de un alma vieja. Para ellos no hay lunes, no hay miércoles, hay un día más. Un día más para sonreír y ser felices.

Usted es muy creyente. ¿Se puede creer en Dios estando frente a frente a un niño enfermo de cáncer?

La verdad es que la respuesta es ilógica pero cierta: absolutamente. Yo siempre he dicho que he visto al “Míster”, como le llamo yo, llorando por las esquinas de los hospitales. Donde más he visto el amor y la compasión es en estos lugares y en los momentos más difíciles. Eso, tiene su sello.

¿Qué le han enseñado los niños a lo largo de todos estos años al frente de Aladina?

Que el amor y la generosidad siempre prevalecen y están por encima de todo. Los niños son maestros que hacen que todo parezca más fácil. Son auténticamente generosos y me recuerdan que hay que dejar este mundo un poco mejor que lo encontramos.

Primero fue ‘Maktub’, luego ‘Lo que de verdad importa’ ¿Qué proyectos hay en estos momentos en la cabeza de Paco Arango?

“Los Rodríguez y el Más Allá”, ¡mi tercera película! Una comedia de aventuras familiar muy alocada que estrenaré en otoño de 2019 con un elenco de actores increíble: Edu Soto, Santiago Segura, Geraldine Chaplin, Rossy de Palma, Antonio Velázquez, Macarena Gómez, Omar Chaparro y Mariana Treviño (dos cracks mexicanos) y la colaboración de Plácido Domingo. Como en mis anteriores películas, “Los Rodríguez y el más allá” también tendrá una parte benéfica para ayudar a los niños con cáncer por todo el mundo. ¡Voy a montar un buen pollo!