¡PONLE FIN A LA SEQUEDAD VAGINAL!

Lunes 06 de Mayo de 2019

Con la bajada de los estrógenos propia de la manopausia, la mucosa que envuelve la vagina se vuelve más fina disminuyendo su elasticidad; el espacio de entrada se estrecha haciéndose menos flexible; y se produce una disminución hormonal que provoca una menor hidratación y circulación sanguínea en la vagina.

Todo ello deriva en las siguientes situaciones:

+ Rigidez y sequedad de los tejidos vaginales, pudiendo desembocar en dolor durante las relaciones sexuales
+ Irritación, escozor y picor en la zona genital.

¡Toma nota!

1.- Tan importante es hidratar la zona interna como la externa con productos que nada tienen que ver con los lubricantes, orientados a facilitar las relaciones sexuales. 

2.- Existe una diferencia básica entre hidratantes internos y externos: su forma de uso. Los primeros se aplican a través de una cánula 2-3 veces a la semana; para los segundos es suficiente la yema de los dedos y se hará a demanda. ¡Esto debe convertirse en parte de tu rutina de higiene íntima diaria! 

Sequedad vaignal_menopausia_Farmacia I+

3.- Los hidratantes internos y externos están formulados a partir de activos que hacen que se adhieran tanto a las mucosas vaginales como al área externa de la zona íntima de la mujer. 

4.- Presta atención a los activos que componen tanto los hidratantes externos como los internos. Entre ellos, el ácido láctico, componente de hidratación natural de la mujer en su edad fértil, encargado de evitar el riesgo de infecciones manteniendo el pH de seguridad vaginal. Además, podrás encontrar entre sus componentes activos tan relevantes como el ácido hialurónico puro o liposomado, potenciando su efectividad y su penetración en los tejidos de la zona íntima, respectivamente. 

5.- Los cuidados íntimos durante la menopausia deben completarse con una rutina de higiene a base de productos específicos de esta etapa.

RECOMENDACIÓN TOP:

Como complemento nutricional en esta etapa, ¡no te olvides de las perlas de aceite de onagra!