Yoga para dormir mejor

Martes 15 de Marzo de 2022

¿Sabes qué el insomnio es uno de los problemas más comunes en la sociedad actual? ¿Y sabías qué los malos hábitos alimenticios, el estrés y el sedentarismo son tres de los factores desencadenantes más habituales? Y es que dormir bien puede convertirse en una autentica odisea para muchos. Para hacer frente a esta realidad, iniciarse en prácticas de relajación como el yoga puede convertirse en la mejor alternativa. ¡Toma nota de cómo puede ayudarte esta actividad a dejar de contar ovejitas cada noche! 

Yoga para dormir mejor (I)_Farmacia I+

Dormir es fundamental para nuestra salud. Necesitamos dormir para pensar claramente, reaccionar rápido y asentar nuestra memoria. De hecho, y por si no lo sabías, los procesos del cerebro que nos ayudan a aprender y a recordar son especialmente activos mientras dormimos. Por ello, escatimar sueño tiene un precio. Si restas tan solo una hora de sueño a tu descanso es posible que, al día siguiente, tengas alguna que otra dificultad para concentrarse e, incluso, observes cómo tu capacidad de respuesta ante situaciones cotidianas puede llegar a disminuir. Hay estudio que concluyen que la falta de sueño hace tomemos malas decisiones y asumamos riesgos innecesarios. ¡Por no hablar de cómo se ve afectado nuestro estado de ánimo cuando no dormimos! 

El yoga, tu gran aliado

A pesar de que en ocasiones es necesario un tratamiento médico para conciliar el sueño y que el mercado ofrece múltiples opciones para conseguirlo, en otras es suficiente con modificar algún que otro hábito. Iniciarse en prácticas de relajación puede ser una buena opción. El yoga, por ejemplo, puede servirnos de gran ayuda para dormir mejor. 

Cuando hablamos del yoga lo hacemos de una disciplina milenaria de origen indio que, con el paso del tiempo, ha ido ganando seguidores de forma casi exponencial. Estamos ante una práctica en la que se busca conseguir un equilibrio entre el cuerpo y la mente, potenciando, al mismo tiempo, la forma física de quien la realiza. Entre otros beneficios, practicar yoga va a ayudarnos a aumentar nuestra flexibilidad y nuestra capacidad de concentración, así como a mejorar nuestra respiración.

Yoga para dormir mejor (II)_Farmacia I+

¿Sabías que el yoga tiene una serie de posturas especialmente indicadas para ayudarnos a descansar y a conciliar el sueño? ¡Toma buena nota! 

1.- Viparita Karani. ¡Ideal para principiantes por su sencillez! Siéntate en el suelo con la cadera y el hombro apoyados en la pared. Flexiona las rodillas y acerca los talones a las nalgas, al tiempo que te vas inclinando hacia detrás. Después, apoyando las manos en el suelo subiremos poco a poco las piernas por la pared, hasta que apoyemos completamente la espalda en el suelo. ¡Con esta postura se potencia la circulación en las piernas! 

2.- Baddha Konasana. Es especialmente beneficiosa para calmar los dolores propios de la menstruación y reducir los síntomas de la menopausia. Siéntate en el suelo con la espalda recta y junta las plantas de los pies, ayudándote de las manos. Inhala profundamente estirando, al mismo tiempo, la columna vertebral. Exhala inclinándote hacia delante con la espalda recta. Repite varias veces hasta que te sientas completamente relajado. 

3.- Adho Mukha Svanasana. Es una de las posturas más conocidas para dormir mejor. Es ideal para aliviar el dolor de espalda, a reducir la fatiga y a fortalecer nuestras articulaciones. Solo tienes que ponerte de rodillas apoyando las plantas de las manos y de los pies en el suelo. Inhala y exhala mientras intentas levantar las rodillas del suelo. Intenta mantener esta postura durante tres minutos.

4.- Savasana. Es frecuente que las sesiones de yoga se acaben con esta postura. Es ideal para repetirla justo antes de irnos a dormir. Túmbate boca arriba mientras te concentras en tu propia respiración hasta que sientas que tus músculos están completamente relajados. 

5.- Halasana. Túmbate boca arriba. Coloca la espalda recta y los brazos estirados hacia abajo. Las palmas de las manos deben estar apoyadas en el suelo. Levanta las piernas formado con ellas un ángulo de 90º y llévalas hacia atrás; eleva la espalda y dobla las rodillas hasta que consigas tocar el suelo con la punta de los pies, por encima de la cabeza. Intenta mantenerte en esta postura durante dos minutos y respira con suavidad. Vuelve lentamente a la posición inicial. 

6.- Uttanasana. Comienza elevando los brazos y doblando el cuerpo hacia adelante, intentando la cabeza con las piernas. Mantén esta postura durante unos minutos, respirando profundamente y dejando que la cabeza cuelgue lo más relajada posible. Vuelve a la postura inicial poco a pocos, sin prisas. 

Yoga para dormir mejor (III)_Farmacia I+

7.- Janusirsasana. Siéntate en el suelo con la espalda recta y las piernas estiradas, dobla la rodilla derecha y coloca el pie de la pierna contraria debajo del otro muslo. Inhala y estira la columna vertebral. Exhala mientras te doblas hacia adelante hasta conseguir agarrar con las manos el pie de la pierna que tenemos estirad sobre el suelo. Intenta mantener esta postura varios minutos y repite con la otra pierna. 

¿Qué te parece? ¿Te atreves a probar alguna de estas posturas?