¿Sabes en qué consiste el método de alimentación BLW?

Jueves 27 de Mayo de 2021

Entre las muchas cosas que traen de cabeza a los padres cuando los niños son pequeños se encuentra, sin lugar a dudas, la alimentación; sobre todo, cuando el calendario empieza a marcar el momento de introducir nuevos alimentos. ¿Cómo afrontar este cambio? ¿Hay alguna manera? ¿Cuándo saber que es el momento adecuado? Hoy queremos hablarte de una tendencia que parece ganar adeptos a pasos agigantados y que genera algún que otro interrogante llegado el momento. ¡Te invitamos a sumergirte en la BLW o alimentación autorregulada por el bebé!

BLW 1_Farmacia I+

Parece haberse convertido en una tendencia al alza en el último lustro pero, lo cierto es que, muchas de nuestras madres y abuelas ya lo hacían, aunque poco sabían entonces del nombre con el que hoy se ha bautizado esta modalidad o tendencia de alimentación infantil. ¿Aún no has oído hablar del BLW? Estas siglas hacen referencia a Baby Led Weaning o, lo que es lo mismo, alimentación autorregulada por el bebé. Pero, ¿a qué nos enfrentamos realmente cuando decidimos apostar por ella?

El BLW es el inicio de la alimentación complementaria a los 6 meses apostando por alimentos enteros en vez de triturados, siempre con el tamaño y la forma adecuadas para que el bebé pueda cogerlos él mismo con sus manos y se los vaya llevando a la boca en función de lo que le apetezca o del hambre que tenga en ese momento. De ahí que el término aluda claramente a la alimentación autorregulada por el bebé, ya que es él mismo el que decide qué coger para alimentarse. 

Así es que si eres de los que se decanta por el BLW tendrás que hervir la verdura y la carne y/o pescado en trozos alargados para que el bebé pueda cogerlos con facilidad (no olvides que a esa edad los bebés no pueden hacer pinza aún con sus dedos, por lo que cogerán los alimentos abriendo la mano entera y luego la cerrarán). 

¿Tiene realmente beneficios?

1.- Promoción de la lactancia materna. En el BLW se realiza una alimentación activa, es decir, es el bebé el que regula su propio apetito. En esta modalidad, el bebé seguirá tomando leche materna las veces que quiera y en los momentos que quiera. ¿El BLW no es compatible con la leche artificial? ¡Claro que lo es!
2.- Hábitos alimenticios más saludables. Los bebés prueba nuevo sabores y texturas a edad más temprana, algo que parece guardar relación directa con la adquisición de hábitos saludables en edad adulta. Por otro lado, en el BLW los niños no son forzados a probar ningún alimento; son ellos los que deciden en todo momento. 
3.- Potenciación del desarrollo psicomotor del niño. El BLW parece mejorar la masticación, la coordinación manual, etc. 
4.- Mejora la transición a la alimentación sólida, al haber empezado a trabajar la masticación en torno a los 6-7 meses. 

BLW 2_Farmacia I+

¿Cuándo es el momento?

Si bien es cierto que el BLW podría implantarse a los 6 meses, es imprescindible que solo se ponga en marcha si el bebé cumple una serie de requisitos:

1.- ¡Fundamental! Ha de ser capaz de mantenerse sentado de forma estable, es decir, una vez sentado en la trona no debe caerse hacia adelante ni hacia los lados. 
2.- Debemos comprobar que tiene autonomía con sus manos y que, además, presenta una coordinación correcta entre los ojos, las manos y la boca. 
3.- Tiene que haber desaparecido lo que se conoce como reflejo de extrusión, es decir, ese intento de expulsar todo aquello que puede provocarles atragantamiento que suelen presentar los bebés. 

¿Todo son ventajas?

En absoluto. Al hablar del BLW hemos de tener en cuenta, principalmente, dos inconvenientes:

En primer lugar, la posibilidad de que aparezca un déficit nutricional. Como en el BLW prima el interés del propio niño, podría darse el caso de que éste comise cantidades mínimas de verdura o de proteínas animales, algo que podría provocar la aparición de anemia o que el niño no ganase demasiado peso. 

En segundo lugar, pero no por ello menos importante, el riesgo de atragantamiento. Por ello, sería interesante que los padres que se decantasen por el BLW tuviesen nociones de primeros auxilios. 

BLW 3_farmacia I+

¿Y si no están preparados?

Si el bebé no cumple con los requisitos anteriormente descritos, debemos esperar un poco antes de zambullirnos en la BLW. Hasta que llegue el momento disponemos de un sinfín de opciones a través de las que incorporar los nutrientes necesarios para que sigan creciendo sanos y fuertes.